www.mujeresespanolas.com.ar

  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size
Home Mujer e Igualdad Novedades El poder en una organización estatal, una universidad nacional de Argentina

El poder en una organización estatal, una universidad nacional de Argentina

E-mail Imprimir PDF

 


¿Tienen las mujeres la misma oportunidad que los hombres de acceder a los cargos más altos de la jerarquía docente y a participar en puestos de decisión en el ámbito universitario? ¿Se distribuyen de la misma manera hombreses y mujeres en los distintos estamentos de la jerarquía docente?,  fueron las preguntas disparadoras de esta investigación.La organización de la Universidad Nacional de Luján, difiere de la tradicional, y es Departamental, con cuatro Departamentos Académicos: el de Ciencias Básicas, el de Ciencias Sociales, el de Educación y el de Tecnología.

En estas unidades académicas los/as profesores realizan docencia, investigación, extensión en áreas afines a su formación y en equipos de trabajo interdisciplinarios, dada la diversidad de carreras que se cursan.

 

Consideré importante conocer la distribución del poder en una organización del ámbito académico y público, gratuita, con ingreso irrestricto, radicada en la provincia de Buenos Aires, a 66 km. de la Capital del país, con una oferta académica pensada en las necesidades de la región. Hago referencia en todo el trabajo exclusivamente a lo que a la planta docente se refiere.

El estudio incluyó variables demográficas y académicas de cada uno de los/as docentes teniendo en cuenta al género como categoría de análisis.

En el devenir de la investigación surgieron conclusiones “reveladoras e  importantes” que me llevaron  a modificar la forma en que pensé, en primera instancia abordarla.  Si bien uno de los objetivos era comparar dos ciclos cerrados de gestión: el de una rectora, sucedida por un rector, en la mirada integradora de ese conjunto de información la decisión fue de hacer el recorrido de todo el período: desde diciembre de 2001 en que asume por primera vez el cargo de rectora una mujer, a inicios de 2010 en que asume como rector el segundo hombre después de ella.

Del análisis surge el importante cambio producido en el año 2009, donde más se visibiliza a la mujer en los cargos de gestión y dirección, a veces formando parte de los órganos colegiados de gobierno y otras en los cargos unipersonales de mayor jerarquía. Este momento no es precisamente durante la gestión de la rectora, sino a fines de la gestión siguiente, con un hombre como rector; pero es un momento que opera como bisagra, donde empiezan a verse los frutos de la gestión anterior, pues desde su asunción se va dando una mayor participación femenina en los cuerpos colegiados de gobierno, ingresando como suplentes y manteniéndose para pasar luego a las titularidades en los distintos claustros. Esto se observa especialmente en la Asamblea Universitaria.

No da cuenta de lo mismo en el Consejo Superior, en donde al interior, especialmente en el claustro de profesores, mayoritario en número, es siempre mayor la presencia masculina. Si bien en 2010 la relación la relación Hombre / Mujer es la menor de todo el período, particularmente en el claustro de profesores que tiene el mayor porcentaje en la composición del Consejo, la relación Hombre /Mujer toma el valor más elevado. Sin embargo, la tendencia general es hacia la paridad, pero con gran puja de los hombres en los puestos claves; especialmente como titulares. La sustanciación de los concursos en la universidad, postergada durante muchos años, que se dio entre 2005 y 2009, fue posicionándolos mejor. El concurso les dio (a los varones) la posibilidad de acceder al lugar de profesor ordinario, y, por lo tanto, estar, no sólo ya como cabeza de lista, como se veía en Asamblea, sino también reemplazándose, como suplentes como se observa en Consejo Superior y en las Comisiones Asesoras del mismo. Sigue en el imaginario, y, por lo tanto espejado en la realidad, la preferencia por el varón en el espacio de las decisiones. Los varones accedieron a los cargos de profesores ordinarios con más facilidad que las mujeres, a igualdad de condiciones. Esto se evidencia fundamentalmente al diferenciar en la planta docente a “Profesores” y “Auxiliares de la docencia” según sexo: en todos los Departamentos, excepto Educación, en todo el período aproximadamente el 60% de “Auxiliares de la docencia” son mujeres, mientras que siempre, también cerca el 60% de los “Profesores” son varones. Es decir que el ascenso a la categoría inmediata superior no se da en la misma proporción en varones que en mujeres.

Respecto de las Secretarías de Rectorado, de las tres gestiones estudiadas, sólo en la  Secretaría Académica, la de Extensión y en la Subsecretaría de Ciencia y Tecnología hubo mujeres dirigiéndolas en dos de los momentos; no se puede hablar de la construcción de  una genealogía de mujeres, pero es importante destacarlo por tratarse de cargos políticos donde  el  acceso “natural” de ellas no se produce, es decir, que es a través de acuerdos y negociaciones como se cubren esos cargos. Éstas constituyen excepciones que inscribo en el marco de la “motivación” que ha generado en el colectivo de mujeres universitarias la continuidad de otras mujeres en los cargos de más alta dirección como ha sido el caso de la Rectora y de las Directoras Decanas de los distintos Departamentos.

Al hacer la mirada a las Direcciones Departamentales, las Jefaturas de División y las Secretarías Departamentales observo un viraje importante a favor de las mujeres. En 2002 los Directores Decanos de todos los Departamentos Académicos eran varones, y también en la gestión anterior, pero en los dos períodos siguientes las mujeres constituyen mayoría. La primera Directora Decana del Departamento de Ciencias Sociales ha mostrado un “se puede”, que ha llevado a otras a iniciarse en la gestión, como veíamos, iniciando en cargos de suplentes, pero manteniéndose, y por lo tanto desarrollando el interés por participar en la toma de decisiones a nivel institucional.

El techo de cristal, como construcción en el imaginario y como práctica social, al que estamos sujetadas las mujeres, pensado en  Secretarías y Vicedecanatos, en esta institución no se cumple en el período analizado. Las mujeres han perforado ese techo llegando a Directoras Decanas en tres de los Departamentos Académicos y al cargo máximo de Rectora en un período.

En uno de los Departamentos el cargo máximo alcanzado por una mujer es el de Vice Directora Decana, pero es importante destacar que, por tratarse del de Ciencias Básicas, éste constituye un gran logro. Este Departamento ha tenido mujeres en este cargo con anterioridad, pero no hubo continuidad de las mismas, aún en las Secretarías; es en la actualidad que quien desempeña ese cargo estuvo en cargos de gestión en el período anterior.

stas mujeres ejercen la conducción y el liderazgo con características diferenciadas de las masculinas, es decir, no integrando prácticas masculinas, sino siendo y haciendo más participativas sus gestiones. Señala en particular la ex rectora: “…descuidé un poco el uso de los símbolos del poder… yo por ejemplo, llegué al rectorado y dije: voy a poner una mesa redonda, para que no haya esta cuestión de diferencias, la mesa redonda invita al diálogo….” “… hoy la mesa redonda ya no está”.

También se muestra en la Directora Decana del Departamento de Tecnología un tipo de gestión orientada a permitir la participación de mujeres acompañándola, en un Departamento en el que en 2001 había mostrado la mayor asimetría entre varones y mujeres en todos los órdenes de la jerarquía docente y en los cargos unipersonales de dirección y gestión.

Creo que con esta nueva mirada a esta institución rescato la actitud de estas  mujeres que participando activamente en la gestión y la academia a lo largo de muchos años, sobrellevando las dificultades planteadas permanentemente, crearon y crean con su accionar conciencia de género y apuestan al crecimiento del colectivo del cual forman parte  incentivando a otras mujeres a iniciar el propio camino hacia el empoderamiento.

Como dice Serrat “no me importa cuán lejos esté la meta si me dan tiempo para llegar…” aunque debemos tener presente que lo importante es también llegar a tiempo.

Fuente - Autor/a: Mgter. Griselda María Negri

Enero 9, 2012

Fuente: http://www.wim-network.org/2012/01/el-poder-en-una-organizacion-estatal-una-universidad-nacional-de-argentina/

 

 
Banner

Calendario de eventos

<<  Marzo 2017  >>
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
    1  2  3  4  5
  6  7  8  9101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Navegación rápida


Banner

Acceso

Portal de la Ciudadanía Española en el Exterior

BOE 10 de Marzo 2009
Real Decreto 245/2009, de 27 de febrero, por el que se modifica el Real Decreto 230/2008, de 15 de febrero, que regula el Consejo General de la ciudadanía española en el exterior.
Estatuto
de la ciudadanía española en el exterior
Portal de la Ciudadanía Española en el Exterior
Secretaría de Estado de Inmigración y Emigración
Banner

Noticias destacadas

Para ilustrar la extensión y gravedad del asunto, en América, el grupo de mujeres que tiene entre 15 y 44 años corre "más riesgo de morir a causa de la violencia de género" antes que "de cáncer, en un conflicto armado o por un accidente de tránsito".
Eleonor Faur, oficial de enlace del Fondo de Población de la ONU en Buenos Aires.